Categorías
Economy Real Estate Society

Algunos consejos para la «temida» mudanza

 

El proceso de cambio de casa es una de las experiencias más bonitas e ilusionantes a las que nos enfrentamos en nuestra vida. Eso si, luego viene la temida mudanza. Si, cuando nos vemos «enterrados» en cajas durante algunas semanas. Claro, de su correcta planificación dependerá que esas semanas se conviertan en meses, o de que en cuestión de días nuestra situación se normalice.

Además, con independencia de que lo hagamos por nuestra cuenta -tirando de family and friends-, o que lo contratemos a una empresa especializada, siempre tendrá un coste. De hecho, de media en España nos gastamos en este trámite entre 125€ y 600€. Por eso, esto es un importe que nosotros solemos incorporar en el presupuesto de compra o venta de vivienda, ya que aunque la mayoría de clientes nos dicen: «No, pero si nosotros tenemos solo cuatro cosas que llevarnos…»; los números dicen que en una mudanza tipo, se transportan de media 50 cajas.

A continuación, dejamos una serie de consejos que en nuestra experiencia te van a ayudar a optimizar el presupuesto de la mudanza, y te ahorrarán algunos quebraderos de cabeza.

 

 

CUANTIFICAR Y HACERNOS UN PRESUPUESTO

En primer lugar hay que seleccionar la cantidad de cosas que vamos a trasladar, es decir, hacer un inventario con lo que nos llevamos y ver el volumen que ocuparía, ya sea en un camión o en nuestro propio coche. Además es importante hacer esta lista por categorías, ya que no es lo mismo trasladar un piano, que ropa. Siendo esto algo, que si finalmente optamos por contratar a una empresa, nos lo va a pedir para poder darnos precio.

Una vez que ya lo tengamos todo, mi recomendación es pedir uno o varios presupuestos de empresas especializadas, ya que muchas veces nos sorprende el hecho de que nos salga más barato que haciéndolo por nuestra propia cuenta. De cualquier forma, hay una serie de gastos de transporte, material de embalaje, etc en los que vamos a incurrir. Por eso, lo importante es medir dicho coste y ya comparar luego que nos sale más a cuenta.

 

PLANIFICAR EL DÍA Y LOS MEDIOS NECESARIOS

Elijas la opción que elijas, es esencial tener un planning que incluya el día y la franja de horas en las que realizarás el traslado. Pon especial atención a la disponibilidad de aparcamiento y al tráfico existente en la zona antes de tomar la decisión.

En lo que se refiere a los medios necesarios, lo ideal será contar con más de dos manos; por lo que si has decidido hacerlo por tus propios medios, infórmate primero de quién -o mejor quiénes- te podrán ayudar. Y una vez aclarado esto y el volumen de cajas o bultos a transportar, ya podrás cuantificar el tiempo que tardarás.

Por último, también será necesario ver de qué vehículos dispones y de su tamaño. Lo ideal es contar con una furgoneta o remolque, ya que el espacio de cualquier utilitario no te va a servir de mucho. Existen multitud de opciones de alquiler de vehículos sin conductor, que a precios muy competitivos, te facilitarán mucho las cosas.

 

Entering the house

CONSEJOS VARIOS

En este último apartado, te dejamos un listado de diferentes cosas que también te serán de utilidad; y aunque dependerán de cual sea tu situación en concreto, seguro que te serán de ayuda:

  • Aprovecha para hacer limpieza, seguro que hay cosas que ni has utilizado, ni utilizarás nunca. Ya se que es dificil desprenderte de ciertas cosas… pero si las donas a cualquier asociación, quizás te será más fácil.
  • Pon el nombre a las cajas de lo que lleva dentro, por ejemplo: libros, vasos, cubiertos, ropa, etc.
  • Lleva en una maleta el neceser y la ropa que vayas a utilizar justo al día siguiente.
  • Unos días antes, empieza a consumir cosas almacenadas en la nevera y compra solo lo imprescindible.
  • Ve cambiando a la nueva dirección todas las suscripciones o dirección de envío para cualquier cosas que estés esperando. No obstante, avisa a tu casero, nuevo propietario o vecino de confianza, para que esté pendiente; por que seguro recibirás cartas durante un tiempo.
  • Recuerda hacer el cambio de titularidad de los suministros (agua, electricidad, gas, teléfono, …). Así como la contratación de los nuevos para tu nuevo hogar. En este punto, seguro que la inmobiliaria te puede ayudar, y así evitarte un nuevo alta de los mismos -lo cual suele tener un coste elevado-, poniéndote de acuerdo con los anteriores inquilinos.

 

Carro caja

 

Seguro que se nos han quedado cosas en el tintero, pero bueno, este breve compendio te ayudará a cubrir la mayoría de contingencias que te puedan surgir durante una mudanza. Finalmente, ya solo nos queda desearte la mayor de las suertes en tu nueva etapa, y que la disfrutes al máximo. Para nosotros es como el «climax». Cuando una vez finalizado el proceso de venta o búsqueda de la nueva vivienda, vemos la cara de ilusión de los los nuevos inquilinos y esa sonrisa cuando les preguntamos: ¿qué tal, cómo os va con la nueva casa?

Categorías
Business Economy Real Estate

Porqué vender con un agente inmobiliario me sale más a cuenta

En un mundo como el actual, en el que las nuevas tecnologías nos hacen más accesible que nunca acercarnos a cualquier producto o servicio, y para lo cual solo necesitamos «hacer un click»; muchas veces necesitamos distinguir entre dos conceptos íntimamente relacionados pero a la vez diferentes: eficacia y eficiencia. Según el gurú del management Peter Drucker: «Eficiencia significa hacer bien las cosas. Eficacia es hacer lo que hay que hacer».

Tal cual entiendo yo dicha reflexión -y en base a la experiencia de lo que supone el día a día de mi negocio-, cuando hablamos de eficacia nos referimos a conseguir un objetivo a cualquier precio. Y cuando nos referimos a eficiencia, se trata de conseguir el mismo resultado, pero con la mínima utilización de recursos. Es decir, -y dicho en castellano antiguo- que nos cueste la menor pasta posible conseguirlo.

Pues bién, si trasladamos este criterio concretamente a la compraventa de viviendas; nuestro objetivo es ser lo más eficientes posible para nuestros clientes, o lo que viene a ser lo mismo, que ellos consigan el trato más favorable para sus bolsillos. Que cuando se trata de compra será conseguir la vivienda al precio más bajo posible; y cuando se trata de venta, vender su propiedad al precio más alto que nos permita el mercado.

Diseño sin título.jpg

Y claro, como decíamos al principio, la nuevas tecnologías estan cambiando muchas cosas y la mayoría para mejor. De hecho, encontrar una vivienda o un comprador para la nuestra, nunca había sido tan sencillo como lo es hoy día a través de internet. Es tan simple como entrar en un buscador, seleccionar una tipología, precio y ubicación; y podemos acceder a decenas de viviendas que cumplen esos requisitos. Y si lo que queremos es vender una propiedad, de una forma muy ágil y sencilla, podemos haber subido una vivienda a cualquier portal inmobiliario en menos de una hora.

Por tanto, todos coincidiremos en que conseguir nuestro objetivo de compra o venta con eficacia, es relativamente fácil. Pero… ¿eso nos garantiza que lo hagamos de forma eficiente? es decir, consiguiéndolo en el menor tiempo posible y al mejor precio que nos permita el mercado. Porque para eso, ya si que se necesita conocimiento, experiencia y recursos. Y claro, esto es algo en lo que internet ya no nos podrá ayudar. Al menos, si dicho servicio no lo «subcontrata» a PERSONAS.

De hecho y según las estadísticas, entorno al 70% de las personas empezamos la búsqueda o venta de nuestra vivienda a través de internet, aunque más del 40% terminan materializando la operación a través de un agente o agencia inmobiliaria. Y esto es así por diversos factores, pero como decíamos al principio, principalmente por una cuestión de eficiencia. Y si somos más concretos, son 2 los factores que van a condicionar dicho resultado: tiempo y dinero. También la garantía jurídica que supone estar asesorado por alguien con conocimiento y que tenga una mínima estructura, pero en eso se me presupone cierto conflicto de interés, y prefiero no entrar ahí, al menos no en esta publicación.

Tiempo y dinero

1º FACTOR: EL TIEMPO

El proceso de búsqueda o venta de vivienda puede ser agotador, al menos eso nos trasmiten la mayoría de clientes cuando ya llevan tiempo en el mercado. Para evitar estas demoras innecesarias, es importante hacer un filtro de clientes y de propiedades, para planificar esas visitas de compradores, y que realmente se ajusten a sus criterios de búsqueda. La mayoría de agencias cuentan con un software de gestión o CRM, y a través un protocolo de clasificación de clientes, el «casamiento» entre comprador y vendedor se acelera drásticamente.

En este punto podría añadir un sinfín de condicionantes más, pero la mayoría ya se encuentran incluídos en un artículo que escribimos hace unos meses sobre los «6 errores que debes evitar al vender tu vivienda»; el cual invito a consultar, porque seguro que muchos de vosotros os encontraréis identificados con lo que hay escrito en él.

2º FACTOR: EL DINERO

Las estadísticas a nivel internacional son claras en este punto. En un estudio publicado en 2015 por la NAR (asociación internacional de inmobiliarios), el precio medio de venta de las viviendas cuando la operación se realizaba a través de un agente inmobiliario era de 217.950 €. Sin embargo, cuando la venta se producía directamente entre particulares, ese precio bajaba a 183.800 €. Y cuando además dichos particulares se conocían o tenían algún tipo de relación (familiares, vecinos, amigos, compañeros de trabajo, etc), el precio bajaba a 132.900 €.

Estamos hablando de más de 35.000 € de media, es decir, más de un 16% de bajada en el precio. Lo cual, yo creo que evidencia más que de sobra la intervención de un profesional inmobiliario, con independencia del porcentaje de honorarios que incluya dicho servicio; que por lo normal -y esto son también datos a nivel internacional- rondarán entre un 3 y un 6%.

Atendiendo clientes

Así la cosas -y gracias a que nos encontramos en lo que llamamos libre mercado-, cada cual es libre de comprar o vender de la forma que le resulte más cómoda y más se ajuste a su perfil. Eso sí, las estadísticas están ahí, y objetivamente los resultados que arrojan, indican claramente la utilidad de trabajar con un agente inmobilirio; donde lejos de suponernos un gasto añadido, será una inversión que condicionará en gran medida, el ahorro económico y de tiempo que finalmente obtendremos gracias a su gestión. No dejando de ser esto, lo que persigue cualquier persona que sale al mercado de vivienda, ya sea para comprar o vender.

Categorías
Business Economy Real Estate

¿Pedimos hipoteca o un préstamo personal?

Portada Prestamo personal

Recuerdo un profesor de finanzas que tuve en la facultad, y la respuesta que nos daba cada vez que alguien le preguntaba alguna duda acerca de cualquier fórmula financiera: «Tranquilo, que cuando en vez de ser un ejemplo de pizarra sea tu propio dinero, lo vas a entender perfectamente». Y claro, con el paso de los años y la experiencia, aquella frase hecha -que entonces me pareció una clara evasión de su responsabilidad docente-, ha ido cobrando cada vez más sentido y a día de hoy, la suscribo absolutamente.

Pues bien, esas dudas no son ni más ni menos, que las que nos surgen a cualquiera a la hora de contratar un producto financiero, y en el caso de la financiación de una vivienda, no es menos. Por tanto, ante la pregunta que da título a este artículo: ¿Pido una hipoteca o un préstamos personal?, mi respuesta es: depende de diversos factores. Principalmente serán el importe que necesitamos financiar, el plazo en función de nuestra capacidad de reembolso mensual y el tiempo del que dispongamos para realizar la inversión.

Por eso, a lo largo de este artículo, vamos a analizar cuáles son esos factores y cómo afectan a nivel de costes -que al final es lo que nos interesa- antes de tomar  una decisión en un sentido u otro.

 

IMPORTE A FINANCIAR

Siempre que pidamos entre 30.000€ y 40.000€, lo que más nos va a interesar es un préstamo personal. De hecho, la mayoría de entidades financieras no tienen en su porfolio, hipotecas de viviendas por debajo de ese importe. Esto es así, porque los gastos que suponen para ambas partes la constitución de una hipoteca, harán que por muy competitivo que sea el tipo de interés, no compense.

Como ya vimos en un artículo anterior -y por eso no nos vamos a extender mucho en este punto-, son varios los Gastos e impuestos asociados a la compra de vivienda, y como detallamos en el mismo, se van a situar entorno al 10% del valor de compra si pedimos una hipoteca. Sin embargo, en un préstamo personal, el único coste sería el de la intervención del notario, que rondará un 0,3% de arancel sobre el importe a financiar.

 

TIEMPO DE TRAMITACIÓN

Otro factor que determina mucho la elección es el procedimiento de tramitación en la entidad financiera que elijamos. Ya que, mientras para un préstamo personal se pide solo documentación básica como nómina, contrato laboral y algunos otros datos personales. En la tramitación de una hipoteca hacen un estudio de riesgos más exhaustivo y este lleva su tiempo, que entre unas cosas y otras no suele ser inferior a un mes. Por tanto, dependiendo del tiempo del que dispongamos para materializar la operación, nos interesará una opción u otra.

 

PLAZO Y CUOTA VAN DE LA MANO

Por supuesto -y esto es matemática básica elemental-, si disponemos de más años para pagar algo, lógicamente, las cuotas mensuales van a ser más pequeñas que si apretamos ese plazo.

Veamos a continuación una tabla comparativa, en la que hay un cálculo comparativo para un importe de 60.000 €, aplicando las condiciones tipo para un préstamo personal a 8 años, y las de una hipoteca a 20 años:

 

Prestamo Vs hipoteca

 

Como se puede ver en este ejemplo, el coste total para una hipoteca es bastante superior al del préstamo personal, pero claro, también nos sale una cuota mensual mucho más alta en el caso del préstamo. Por tanto, dependiendo de nuestra capacidad de reembolso mensual, es decir, si podemos destinar esos más de 800 € al mes para el pago del préstamo o no, podremos decantarnos por la primera opción, o por la segunda.

Sin embargo, si en vez de 60.000 € hiciéramos esa misma simulación para 90.000€ ó 100.000 €, ya si compensaría pagar esos gastos de constitución de la hipoteca, ya que por una parte estaríamos pagando un tipo de interés mucho más bajo -actualmente se encuentran incluso por debajo del 2%-; y por otra, estaríamos comparando una cuota mensual de más de 1.000 € en el caso del préstamo personal, frente a una cuota de poco más de 400 € en el caso de la hipoteca.

 

Yendo al banco

 

Así las cosas, conviene hacer un estudio financiero dependiendo de la vivienda a adquirir y de nuestro perfil, con objeto de optar por la opción más idónea para nosotros. De hecho, siempre recomiendo a mis clientes acudir al banco con anterioridad a empezar la búsqueda de vivienda, para no crearse falsas expectativas que una vez metidos en faena, le puedan causar algún tipo de frustración.

De esta forma, y una vez superado ese primer paso, ya solo nos queda ir a comprar nuestra casa de forma tranquila y con la seguridad de que la financiación no será ningún problema.

Categorías
Economy Real Estate Trending

Ventajas de trabajar con un Personal Shopper Inmobiliario

Un Personal Shopper Inmobiliario, es un profesional cuya misión es la de posicionarse del lado del cliente comprador, para defender sus intereses y hacerse cargo de todo el proceso de búsqueda del inmueble; consiguiendo minimizar todos los riesgos inherentes a la operación de compraventa, y haciéndole ahorrar tiempo y dinero; y por supuesto, haciéndole sentir lo más cómodo posible.

Este es un servicio relativamente innovador en España, aunque en Estados Unidos se lleva ofreciendo muchos años, ya que la legislación existente allí, hace que sea incompatible defender a las 2 partes implicadas (comprador y vendedor) de forma paralela, por entender que existiría conflicto de interés. De hecho, en la figura de intermediación inmobiliaria que desarrollamos en nuestro país, nos vemos obligados a diario a abstraernos de dicho posicionamiento parcial, con objeto de dar un servicio lo más justo posible para ambas partes.

Pues bien, en este artículo pretendo resumir cuales son las principales ventajas y beneficios de trabajar con este servicio de PSI (Personal Shopper Inmobiliario), y que desde la experiencia de llevar tiempo ofreciéndolo a nuestros clientes, resulta siempre la mejor opción a la hora de comprar un inmueble.

  • Ahorro de tiempo

Sin duda ésta es una de las principales ventajas, ya que el PSI te va a evitar pérdidas innecesarias de tiempo. Tan solo te mostrará los inmuebles que realmente te interesen y se adapten a tus expectativas. Se calcula que dicho ahorro de tiempo ronda el 70%.

  • Comprobación de requisitos técnicos y de habitabilidad

Es necesario tener conocimiento de los diferentes requisitos necesarios para adquirir la vivienda. Incluyendo una inspección técnica y de la situación jurídica del inmueble, con objeto de que la operación se desarrolle de la manera más segura y evitar todos los riesgos asociados a la operación.

  • Negociación de precio

Él es experto en técnicas de negociación, y conoce muy bien el mercado, por lo que encontrará las mejores oportunidades existentes, y será capaz de obtener el precio más justo por él.

  • Servicio de financiación

Además, si necesitara un complemento de financiación, le asesorará para conseguir esa operación de crédito en las mejores condiciones que permita el mercado y con la mayor prontitud.

  • Reformas, interiorismo y otros

Si el inmueble necesita algún tipo de reforma o adaptación al nuevo uso, te suministrará proveedores de solvencia y confianza contrastados, para que entres en la vivienda con todo a tu gusto (mudanza, pintores, decoradores, …).

  • Servicio postventa

El servicio no acaba con la compra del inmueble, sino que continua hasta dar cumplimiento de todos los trámites posteriores, incluyendo la presentación de los impuestos y legalizaciones pertinentes.

Por último y a modo de conclusión, dejo un video explicativo que hemos desarrollado desde VIVEenGRANADA, para dar a conocer este servicio a nuestros clientes:

Categorías
Real Estate Technology Trending

Realidad Virtual, revolución inmobiliaria

portada vr

Hace unos días hablábamos de Home Staging y de escenificación virtual de viviendas, y mencionábamos el uso de la Realidad Virtual y la tecnología 3D en la demostración de propiedades. También y que dada su importancia, habría una posterior publicación centrada en esta temática. Pues bien, allá vamos.

La Realidad Virtual ha supuesto un antes y un después en la forma de mostrar las viviendas y por ende, una auténtica revolución en el sector inmobiliario. Principalmente por dos factores: el ahorro de tiempo y la virtualización de la visita.

En un mundo como el actual, en el que cada vez tenemos menos tiempo, la falta de agenda para visitar inmuebles, hacía que cualquier persona en búsqueda activa de vivienda, necesitara semanas o incluso meses antes de ver todas las propiedades que se ajustaran al perfil de lo que buscaba. Y en la mayoría de los casos, al llegar a la vivienda, se daba cuenta de que no era lo que realmente queria.

Imagen traves gafas

Con este novedoso sistema, un cliente no solo puede visitar una gran variedad de viviendas en solo unos minutos, sino que va a poder descartar todas aquellas que no le interesen o no se ajusten a sus ideales. Para ello, solo es necesario disponer de unas gafas VR, un móvil, y por supuesto, que la agencia tenga disponible esa tecnología y sus viviendas grabadas en realidad virtual.

Una de las primeras compañías en implantar este sistema aquí en Europa, fué Club Notegés -asociación a la cual tengo el placer de pertenecer- y que gracias a la incorporación de esta tecnología, las más de 200 agencias asociadas hemos conseguido tener un ratio de ventas muy superior a la media del sector, aumentando hasta un 34% la efectividad en la venta de inmuebles.

El otro gran factor que facilita esta nueva tecnología, es la no necesidad de tener que estar físicamente en la vivienda para la visita, pudiendo hacerse desde casa o incluso desde el extranjero. Siendo este sin duda, otro gran valor añadido que se le puede dar al cliente, para que pueda tomar la decisión sin ningún tipo de presión y de la forma más cómoda posible.

Chico viendo casa

Hasta ahora, esta tecnología se venía aplicando únicamente al segmento de obra nueva, mientras que en el sector de la segunda mano -el cual representa para el mercado inmobiliario español más del doble que el primero- no se había puesto en marcha.

Pues bien, sin duda la Realidad Virtual ha revolucionado el mercado inmobiliario, y a pesar de que su implantación es todavía baja aquí en España, está claro que ha venido para quedarse, y se va a terminar imponiendo dada su efectividad en la venta y todas las ventajas mencionadas.