Categorías
Marketing Society Trending

Un Club de generación de Valor

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.22″][et_pb_row _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»4.0.2″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat» hover_enabled=»0″]

Hace un año aproximadamente, una amiga me llamó para hablarme de un proyecto que se estaba fraguando entre un grupo de profesionales del sector del Marketing y la Comunicación, y para el cual estaban buscando personas con inquietudes en este ámbito, que quisieran participar.

Claro, a mi me hablas de proyecto, grupo, profesionales, inquietudes, marketing y personas… y es como si le acercas un mechero a una bombona de butano (risas). Por supuesto, mi respuesta fue inmediata y afirmativa: «por supuesto que podéis contar conmigo».

Estamos hablando del Club de Marketing Granada. Un proyecto sin ánimo de lucro que nace para dar cobijo a todos los profesionales del Marketing y la Comunicación de nuestra provincia, y que sirva a modo de colegio profesional, para un colectivo que aún siendo muy numeroso, no había conseguido hasta ahora crear un foro donde realmente se creen sinergias y valor para sus representados.

Y es ahí precisamente donde hemos puesto el foco desde el Club de Marketing Granada. En la creación de VALOR, así en mayúsculas. Asociaciones hay muchas, quizás demasiadas. Y la mayoría se solapan mucho entre los servicios «reales» que dan al asociado, y esto hace que a pesar de su más que loable intención -lo cual no pongo en duda- no aporten valor a sus asociados.

Por eso -y esto es además una de las máximas del Marketing- queríamos ser diferentes. Dar servicios que se echan en falta en otras asociaciones y que son realmente de utilidad para todos nuestros socios en su día a día. Estamos hablando de acciones formativas de calidad sobre aspectos clave en nuestra actividad; foros de networking que aúnen a todos los actores: centros educativos, estudiantes, empresas y profesionales; y así un largo etcetera, que a día de hoy aún no sabemos hasta donde podrá llegar.

Lo que si me quedó claro desde la primera reunión, es que éste es un Club de profesionales, y para profesionales. Por tanto, una de las claves es «protegerlo» para que no termine «fagocitado» por ningún lobby -ya sea empresarial o del ámbito público-, y por ende se desvirtúe su principal función, o se pierda la esencia sobre la que se cimienta su creación: la aportación de valor. 

Foto de la firma con AECOP

En mi caso concreto -como responsable de la vocalía de Empleo y Emprendimiento-, ponemos a disposición del asociado, servicios de acompañamiento en sus procesos de desarrollo y crecimiento, ya sea a nivel personal como profesional. De hecho, hemos firmado recientemente un convenio con AECOP (Asociación Española de Coaching Ejecutivo), para contar de forma gratuíta con un servicio de Coaching para nuestros asociados.

También incorporamos el diseño de un plan de carrera, tanto para los estudiantes que quieran incorporarse al mercado laboral, que puedan hacerlo en unas condiciones mínimas de calidad; como para los emprendedores que están iniciando su proyecto o bien ya lo tienen en marcha, y necesitan un impulso que les permita alcanzar su objetivo.

Éstas son solo algunas de las iniciativas que se están llevando a cabo dentro del Club, e intuyo que van a seguir creciendo y apareciendo nuevas ideas, ya que no paramos de retroalimentarnos de las diferentes aportaciones que van realizando los nuevos asociados. No en vano, el Marketing es un mundo de grandes ideólogos y las sinergias que se pueden crear son ilimitadas. Os esperamos a todos con los brazos abiertos.

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Categorías
Economy Technology Trending

Lo que trae la 4ª Revolución Industrial

Según el Banco Mundial, la revolución tecnológica -en la que ya nos encontramos plenamente inmersos aunque no ha hecho más que empezar-; no solo está cambiando la forma en la que trabajamos y nos relacionamos con los demás, sino que viene llena de promesas y también de riesgos.

Klaus Schwab -fundador del Foro Económico Mundial de Davos- ya acuñó el término de «La cuarta revolución industrial» en su libro publicado en el año 2016, en el cual ya planteaba una serie de dilemas que cuestionaban desde la forma en la que se desarrollan los países, hasta incluso lo que significa ser humanos.

En este artículo vamos a analizar los 8 pilares en los que el Banco Mundial fundamenta su teoría de lo que nos traerá esta revolución tecnológica, a través de la fusión de los mundos físico, digital y biológico. También de los principales efectos que ellos supone para las organizaciones, el mercado de trabajo y la propia sociedad.

 

Diseño sin título

 

1. DISRRUPCIÓN EMPRESARIAL

La revolución tecnológica ha cambiado por completo la forma en la que se relacionan las empresas con su clientes, a través de la comunicación digital. Existen herramientas que permiten valorar lo servicios en base a su nivel de rendimiento o calidad, haciendo cada vez más fácil adaptarse a las necesidades reales de los clientes.

Es un modelo muy competitivo donde para conseguir ser la empresa elegida, no solo hace falta aportar valor, sino que hay que optimizar los costes de producción y distribución para además hacerlo de la forma más eficiente posible. La automatización de procesos, el consumo de energía o el análisis de datos para la toma de decisiones, son solo algunas de las herramientas que han propiciado dicho cambio.

En ese sentido, podríamos usar el ejemplo de Amazon como bandera de ese cambio de paradigma dentro del comercio global.

 

2. FUSIÓN DE TECNOLOGÍAS

Sin duda esta cuarta revolución industrial ha sido ocasionada por la fusión de tecnologías y la capacidad digital que otorgan las mismas. Vehículos autónomos, impresión 3D, robótica, cloud computing, etc; son ejemplos de como el «Internet de las cosas» ha cambiado la colaboración hombre-máquina. Se trata de una fusión entre los mundos digital y biológico que vienen a replantearnos los roles que desempeñaremos como humanos en un futuro inmediato.

Por no hablar del Blockchain, donde la criptografía a través de la tecnología de cadena de bloques, va a cambiar por completo desde el sistema económico, hasta los sistemas de información, entre otros muchos. Aunque en este punto no me extenderé demasido, ya que debido a su importancia, merece ser objeto de un próximo artículo.

 

Diseño sin título (1)

 

3. GOBERNANZA ÁGIL

Otras de las grandes asignaturas pendientes de los gobiernos -especialmente en determinadas zonas del mundo- son la transparencia y la confianza en la gestión de lo público. La tecnología y en especial las redes sociales, han democratizado el acceso a la información, hasta unos niveles que hasta ahora eran impensables.

Sigue habiendo áreas de mejora importantes en la gobernanza, como la agilidad en los trámites burocráticos, la tributación, seguridad, privacidad, etc; que sin duda van a tener que adaptarse a la evolución de este proceso social y tecnológico, que está transformando a la sociedad actual.

4. ÉTICA E IDENTIDAD

Estos avances mencionados en biotecnología e Inteligencia Artificial, están generando un dilema existencial, ya que lo que hasta ahora veíamos en las películas más futuristas, ha llegado, y además lo ha hecho para quedarse. La prolongación de la vida, los bebes de diseño, el papel de las máquinas, o la extracción de memoria – solo por citar algunas de las más controvertidas-; han abierto un debate ético y moral para el que muchos de nosotros no estamos preparados aún.

La virtualización de las relaciones -especialmente entre la gente joven- está haciendo que perdamos algunas de las capacidades más básicas como la de escucha e interacción; y eso está mermando algunas de las habilidades sociales con las que hemos sido «programados». Sin duda es éste uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos.

 

«[…]el 75% de las profesiones del futuro aún no existen o se están creando y la mayoría de ellas estarán dentro del ámbito de las tecnologías de la información».

 

Half Robot

5. PERTURBACIÓN A EMPLEOS Y HABILIDADES

La mayor preocupación en este punto viene de la creciente brecha entre las habilidades que los nuevos puestos de trabajo demandan, y la capacitación actual de nuestra fuerza de trabajo. Mientras en las anteriores revoluciones industriales hubo un tiempo de adaptación del mercado laboral para los desafíos que entonces se planteaban; hoy en día, la velocidad imprimida por el propio cambio tecnológico, hace que no seamos capaces de adaptarnos, al menos al ritmo que sería necesario.

En ese sentido, según el informe publicado por el Foro Económico Mundial en septiembre del año pasado titulado «The Future of Jobs«, el 75% de las profesiones del futuro aún no existen o se están creando y la mayoría de ellas estarán dentro del ámbito de las tecnologías de la información.

 

6. DESIGUALDAD

La desigualdad es sin duda otra de las mayores preocupaciones actuales, ya que las nuevas plataformas tecnológicas globales están haciendo que el dominio de los mercados se desplace hacia zonas donde existe mayor potencialidad. Esto provoca un desequilibrio y una mayor fragmentación social.

De todos es conocido el dato aportado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que dice que tras la crisis atravesada en al última década, el 1% de la población mundial posee actualmente algo más de la mitad de toda la riqueza mundial.

 

«El 1% de la población mundial posee actualmente algo más de la mitad del toda la riqueza mundial»

7. SEGURIDAD Y CONFLICTO

El perfecto ejemplo de las nuevas formas de conflicto bélico es el de la «Primavera Árabe», con la creación de una auténtica crisis bélica global a través de las redes sociales. Las técnicas de combate no tienen nada que ver con las usadas una década atrás, y se presume que en el futuro más inmediato el campo de batalla será la red, a través del hackeo de las comunicaciones, la energía o cualquier otro elemento vital que irrumpa en el desarrollo normal de una comunidad.

Las máquinas sustituirán a los soldados tal cual los conocemos hoy, y esto hará que cada vez sea más difícil localizar al enemigo real de un conflicto. De hecho, los últimos conflictos internacionales han venido motivados por el espionaje o el lanzamiento de campañas de desprestigio a través de la red.

 

8. INNOVACIÓN Y PRODUCTIVIDAD

Paradójicamente, y a pesar de todos los avances tecnológicos aplicados a la productividad empresarial; los datos a nivel global no reflejan que haya un incremento significativo de la misma. En el año 2016 en el mercado norteamericano el dato era de apenas un 2%.  Eso puede ser debido, a que las nuevas formas de eficiencia en procesos no sea tan evidentes como pueda ser el caso de la evolución de los precios, por ejemplo.
También por el hecho de que la aplicación de estos nuevos sistema de trabajo están muy focalizados en determinadas zonas más industrializadas, y aún existen entorno a dos mil millones de personas que siguen desconectadas de la economía mundial; precisamente por el bajo nivel de implantación tecnológica.

Diseño sin título (2)

 

CONCLUSIÓN

Así las cosas, podemos decir que aún nos encontramos en la fase inicial de la cuarta revolución industrial, y por tanto no tenemos conciencia del nivel de adaptación necesario que es requerido, con objeto de que el desarrollo de la misma traiga más efectos beneficiosos que perjudiciales para la sociedad en general.

Por otra parte, el gran dilema que supone para la humanidad el saber dónde empieza y dónde acaba el papel de las máquinas, quizás haga necesaria una mayor y más ágil regulación normativa en este campo. De hecho, en un sistema ecónomico de libre mercado -como en el que teóricamente nos encontramos-, ese es el papel que deben desempeñar los gobiernos. Parafraseando al famoso economista Adam Smith, sería algo así como hacer valer «La mano invisible del Estado».

 

Categorías
Economy Legal Real Estate

Cambios (vueltra atrás) en los contratos de alquiler

Hace unos días se publicaba en el BOE un nuevo Decreto-Ley 7/2019 de 1 de marzo, en materia de vivienda y alquiler, que viene a complementar al «intento fallido» del Real Decreto-ley 20/2018 de 14 de diciembre, que finalmente no fué convalidado en el Congreso, y por tanto todo lo anunciado en el mismo había quedado en una especie de «limbo normativo». Ambos han establecido algunos cambios en la Ley de Arrendamientos Urbanos y la Ley de Propiedad Horizontal. Principalmente en lo que se refiere a la duración de los contratos, garantía o fianzas, etc. Y también en lo referente a los apartamentos turísticos y su regulación dentro de las Comunidades de Propietarios. Por tanto, seas arredantario, arrendador o simplemente lleves gestión de alquiler turístico, este artículo te interesa.

 

Ley alquiler cover

 

A continuación vamos a realizar un resumen de los principales artículos de las citadas leyes que han sido modificados, y que desde el día 6 de mazo de 2019 pasan a estar en vigor:


1.- Régimen transitorio.

Los contratos de arrendamiento celebrados con anterioridad a la entrada en vigor de este Decreto-Ley continuarán rigiéndose por el régimen legal que les era de aplicación, sin perjuicio de lo que las partes pudieran acordar a futuro.

2.- Duración de los contratos de arrendamiento de vivienda preaviso de no renovación.

Aumenta de 3 a 5 años el plazo legal mínimo en el que el inquilino podrá permanecer en la vivienda arrendada, salvo que el arrendador sea persona jurídica, en cuyo caso el plazo será de 7 años.

Igualmente, el periodo de prórroga tácita, que ahora es de 1 año desde que finaliza el plazo de prórroga obligatoria, también aumenta a 3 años.

Además, se aumenta a 2 meses el plazo de preaviso previsto para la no renovación del contrato para el inquilino y a cuatro meses para el arrendador.

Por otra parte, se establecen los motivos de necesidad que activan la facultad de recuperación de la vivienda por el propietario para destinarla como su vivienda habitual, la de sus hijos, padres o cónyuges, deberán quedar previamente recogidos expresamente en el contrato.

3.- Gastos de gestión inmobiliaria y formalización de contrato.

Estos gastos serán a cargo del arrendador cuando sea una persona jurídica (una sociedad, una empresa), salvo los gastos por los servicios contratados a iniciativa directa del arrendatario.

4.- Limitación en las garantías adicionales a la fianza.

Se limitan las garantías adicionales a la fianza hasta un máximo de 2 mensualidades, salvo que se trate de contratos de larga duración (más de 5-7 años según la condición del arrendador)

5.- Actualización de renta.

Estará sujeta al IPC la actualización de la renta durante la vigencia del contrato de arrendamiento.

6.- Apartamentos turísticos.

Se realiza una precisión técnica en la norma para excluir del ámbito de aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos a las viviendas de uso turístico, estándose a lo que establezca la normativa sectorial turística de aplicación.

Asimismo, relacionado también con los apartamentos turísticos, se reforma la Ley de Propiedad Horizontal para abrir la posibilidad de que por mayoría cualificada de tres quintas partes de los propietarios que representen las tres quintas partes de las cuotas de participación de las comunidades de vecinos, puedan adoptarse acuerdos que limiten o condicionen el ejercicio de esta actividad en dicha comunidad.

7.- Apoyo a los grupos más vulnerables.

Habrá posibilidad de subrogación en caso de fallecimiento del inquilino en favor de determinados perfiles vulnerables como menores, discapacitados o mayores de 65 años.

Además, se acuerdan otras medidas de apoyo a los grupos más vulnerables, como la mayor coordinación con los servicios sociales para proteger al desahuciado en supuestos de vulnerabilidad y la obligación de señalar día y hora para el desahucio.

8.- Inscripción registral.

Los contratos de arrendamiento no inscritos en el Registro de la Propiedad tendrán eficacia ante «terceros», por lo que el comprador de una vivienda con arrendamiento vigente no tendrá más remedio que respetar el contrato hasta su finalización.



Hacienda

CAMBIOS EN MATERIA FISCAL

1.- La exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la suscripción del contratos de arrendamiento de vivienda para uso estable y permanente.

2.- Modificación en la regulación del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para eliminar la obligación de pago del impuesto al arrendatario en el alquiler social. Además, los ayuntamientos podrán establecer una bonificación de hasta el 95% en la cuota del IBI para viviendas que se mantengan sujetas a alquilar a precio limitado.

 

OTRAS REFORMAS

También han sido incluídas otras medidas en este Real Decreto-ley, entre las cuales yo destacaría las siguientes:

-Estimular la realización de obras de eliminación de barreras físicas en los edificios, mejora de accesibilidad.

-Modificación de los procedimientos judiciales de desahucio para que, en coordinación con los servicios sociales, se pueda conseguir una alternativa habitacional a los afectados.

 

2

 

Como conclusión, vemos que este conjunto de medidas impulsadas por el Gobierno, teóricamente persiguen facilitar el acceso al alquiler a determinados colectivos -como los jóvenes-, y así equilibrar la posición entre arrendador y arrendatario. Sin embargo, parecen de dudosa efectividad en lo que se refiere a conseguir mayores garantías para los propietarios de viviendas, que ante los diferentes riesgos que les ocasiona un alquiler, en la mayoría de los casos prefieren no alquilar o directamente vender la vivenda. Tampoco parece que vayan a lograr frenar la «burbuja» existente en los precios del alquiler en determinadas ciudades como Madrid o Barcelona.

Categorías
Economy Real Estate Trending

Cohousing: una forma de vida práctica

Colour houses

El Cohousing o vivienda colaborativa, es un concepto moderno de vivienda con superficies reducidas en detrimento de los servicios comunes, ya que como su propio nombre indica, son zonas para compartir y colaborar en la comunidad. De hecho, esta idea que nace en Dinamarca en los años 60 -en la cual no hay división horizontal, sino que impera el régimen de Cooperativa-; se ha ido extendiendo a otros paises de Europa y America, habiéndose consolidado ya como una forma de vida, y que cuenta sin ir más lejos en España actualmente, con al menos 30 Cooperativas en funcionamiento.

Al tratarse de Cooperativas, la propiedad es compartida entre todos los cooperativistas, teniendo cada usuario en realidad un derecho de uso sobre la misma. Por tanto, si alguien quiere vender dicho derecho,  la Cooperativa los tasará según el coste de adquisición más los intereses legales y lo venderá a otro usuario según el resultado de dicha tasación. La forma jurídica es la del contrato de cesión o derecho de uso recogido en el Código Civil.

Boceto cohousing

Hay diferentes tipos de Cohousing, donde los residentes pueden escoger y su propio modelo de convivencia -según su critero-, distinguiendo lo que son zonas privadas y las comunes, en función de su visión de estos entornos colaborativos. Por supuesto, también depende del perfil sociodemográfico de los usuarios. De hecho, la arquitectura y urbanismo de estos espacios son diseñados por los propios usuarios, en incluso el equipamiento de los mismos.

De entre las muchas activiades que se plantean en esas zonas comunes, podemos encontrar desde las más elementales como limpieza y gestión del edificio, hasta cocina comunitaria, salón de actos, guardería, enfermería, lavandería, gimnasio, etc. También varían bastante los entornos en los que se ubican, pudiendo ser desde las típicas viviendas plurifamiliares en ambientes urbanos, hasta casas unifamiliares en entornos más rurales. De hecho, muchos de los usuarios que apuestan por este modelo, lo hacen para huir de la contaminación y desarrollar una forma de vida más saludable.

Elderly people

Otro de los factores que hacen que este modelo esté proliferando, es el propio reto demográfico, del cual se habló anterioremente en otro artículo, y por tanto no voy a extenderme aquí sobre este asunto. Sin embargo y en relación a este nuevo estilo de vida, el Cohousing se ha convertido en una alternativa práctica y económica para un segmento de población que por circunstancias se encuentra en soledad, y buscan tener con quien compartir, haciendo ideal esto nuevo modo de convivencia.

De hecho, en España hay actualmente unas 10 Cooperativas de «Cohousing Senior»y que a diferencia de las habituales residencias de la tercera edad, se basan en soluciones habitacionales que cubren sus necesidades de privacidad, pero que también les garantiza tener esa compañía de la comunidad, y por supuesto, tener acceso a servicios como el de enfermería 24h o seguridad y vigilancia. Además, existen modelos de financiación personalizados, donde a cambio de su propia pensión o gestionando incluso el alquiler de su vivienda, puede sufragar el coste de mantenimiento de este alojamiento.

Por otra parte, la también conocida dificultad de los jóvenes para acceder a una vivienda -ya sea por falta de estabilidad laboral, movilidad geográfica o simplemente por falta de recursos económicos-, hace que esta nueva forma de vida les resulte más atractiva. Siendo éste otro de los segmentos de población, que junto a los mayores, más recurre al Cohousing o vivienda colaborativa.

2

Pues bien, tal  como hemos visto a lo largo de este artículo, son muchos los beneficios de vivir en este nuevo tipo de entornos, entre los que destacan la practicidad, la eficiencia, la conciencia social e incluso medioambiental. Por tanto, parece razonable que este nuevo modelo de construcciones vayan en aumento, debido a que todos estos factores mencionados, no dejan de estar entre las mayores preocupaciones de la sociedad, ya que amenazan la sostenibilidad de nuestro modo de vida actual.

 

Categorías
Economy Legal Real Estate

En lo que quedó el Plan de Vivienda 2018-2021

Portada Plan Estatal

El pasado viernes 9 de marzo se aprobó el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que fué publicado justo al día siguiente en el BOE, mediante el Real Decreto 106/2018, entrando en vigor con caracter retroactivo -desde el 1 de enero de este mismo año-, y que como ya venimos acostumbrados, el texto definitivo dista bastante de los diferentes borradores que se venían manejando sobre el mismo.

Es por lo que en base a la prudencia y experiencia de casos anteriores, me he contenido para no escribir este artículo, hasta que no contáramos con el texto definitivo, a pesar de que los clientes nos lo venían demandando desde que fué anunciado este plan hace meses; y cuya esencia, pretendo resumir en las siguientes líneas, con objeto de que este texto sirva como guía a la hora de interpretar estas ayudas, que como digo, prometían bastante más de lo que finalmente han resultado ser.

Principalmente incluye ayudas al alquiler, a la rehabilitación de vivienda y en última instancia -aunque no debería ser así-, a la compra o adquisición de vivienda. Y digo que no debería ser así, ya que es precisamente en este punto, donde de verdad tenemos más carencia, y los jóvenes tienen una mayor barrera a la hora de acceder a su primera vivienda. Esos jóvenes menores de 35 años, para los cuales se han aprobado ayudas de hasta 10.800 € para la compra de viviendas, pero solo en localidades de menos de 5.000 habitantes, y para viviendas de menos de 100.000 € -sin incluir tributos ni otros gastos inherentes a la compra-.

Foto portada

Sin embargo, la medida «estrella» es la referente a las ayudas destinadas al alquiler, donde se contempla un subvención de hasta el 40% de la renta mensual del alquiler, con un máximo de 600 €. Siendo este porcentaje hasta el 50% para menores de 35 años, mayores de 65, unidades de convivencia o familias que hayan sido deshauciadas, familias numerosas o personas dependientes e incapacitadas. Este límite será ampliable a 900 € en algunas Comunidades Autónomas, y en ciudades donde las rentas se han disparado en los últimos meses como es el caso de Madrid y Barcelona.

El otro capítulo de medidas es el referente a la promoción y rehabilitación de viviendas destinadas a alquiler social o rehablitación edificatoria. Donde también se contemplan ayudas de hasta 36.500 € para la adecuación o rehabilitación, siempre y cuando dichas viviendas vayan a destinarse a alquiler social. Además de otras para obras que contemplen la mejora en la accesibilidad de edificios, como puedan ser la eliminación de barreras arquitectónicas (rampas, barandillas o ascensores, p.e.).

No obstante y a modo de guía, os dejo un listado de las 10 principales medidas adoptadas, donde se puede ver quién puede solicitarlas, requisitos necesarios para acceder a las mimas y los porcentajes o importes límite para cada una de ellas:

  • Menores de 35 años con ingresos inferiores a tres veces el IPREM (Identificador Público de Renta de usos Múltiples) -situado este año en la cantidad de 537,84 €/mes o 7.519,59 €/año en 14 pagas-, que podrán disponer de hasta 10.800 euros para acceder a la compra de su primera vivienda.
  • Personas entre 35 y 65 años en cuya unidad familiar haya ingresos inferiores a tres veces el IPREM, también podrán acceder a estas ayudas.
  • Ayudas al alquiler de vivienda, para los jóvenes de hasta 35 años, con subvenciones de hasta el 40% de la renta mensual, para rentas de alquiler que estén entre 600 y 900 euros dependiendo de la Comunidad Autónoma.
  • Mayores de 65 años y personas afectadas por desahucios, que podrán recibir hasta el 50% del importe del alquiler de un piso.
  • Familias entre cuyos miembros figuren personas con discapacidad o incapacidad severa.
  • Viviendas desocupadas de bancos u otros propietarios, que deberán permitir a las comunidades su alquiler a familias que se encuentren en situación de desahucio.
  • Promotores y empresas inmobiliarias, que podrán subvencionar sus proyectos para la construcción y la rehabilitación de viviendas.
  • Diferentes medidas con subvenciones de hasta el 40% para la rehabilitación tanto de edificios como de viviendas individuales, situadas en zonas urbanas o rurales.
  • Medidas encaminadas a frenar el reto demográfico, con destino a la compra de viviendas en municipios de menos de 5.000 habitantes.
  • Ayudas a la vivienda con carácter preferencial para las mujeres víctimas de violencia de género.

Pareja aburrida

Por tanto, a todos los que no vemos nuestro perfil incluído en la lista anterior, no nos queda otra que seguir echando números y esperar, a ver si con los resultados esperados de la ejecución de este plan -que por desgracia, no parecen nada halagüeños-, para el próximo se tienen en cuenta otro tipo de requisitos más acordes a las necesidades reales de los diferentes actores que intervienen en el mercado inmobiliario español; y esta vez si, beneficien a este sector tan estratégico para la economía de nuestro país.

Quedo a disposición de quien necesite asesoramiento o una interpretación de este Real Decreto– del cual adjunto link aquí-, tanto a través de los comentarios de este artículo, como del formulario de contacto del mismo blog.

Categorías
Economy Real Estate Trending

Demografía y vivienda van de la mano

1

Hace unos días, tuve el privilegio de asistir a un congreso inmobiliario en Sevilla organizado por Noteges Consulting, donde se dieron cita profesionales inmobiliarios venidos de todos los rincones de España, y se trataron temas de interés general, y especialmente para los que desarrollamos esta profesión tan maravillosa.

Hubo una ponencia en concreto que trataba sobre Demografía, de la mano de Alejandro Macarrón, que actualmente es la máxima autoridad del país en esta materia, y autor del famoso libro «El suicidio demográfico español» -del cual recomiendo su lectura con especial énfasis- ya que aporta datos y argumentos que inevitable provocarán como mínimo, una reacción de alerta tras su lectura.

Pues bien, de todos es sabido que cada año nacen menos niños, y la insuficiente natalidad en los países occidentales -esto no es solo cosa de España- es un fenómeno cuanto menos peligroso, ya que inevitablemente conduce a la extinción de cualquier sociedad.

Grafica INE Demografica

Como se puede ver en la gráfica anterior, el retroceso en términos de crecimiento poblacional en España, únicamente se va amortiguando gracias a los diferentes flujos migratorios que se producen. Sin ir más lejos, según el INE (Instituto Nacional de Estadistica), en el último semestre de 2017 el aumento poblacional fue fruto de un saldo vegetativo negativo de 31.905 personas (186.783 nacimientos, frente a 218.688 defunciones), que se vio compensado con un saldo migratorio positivo de 52.926 personas (hubo 237.115 inmigraciones procedentes del extranjero y 184.189 emigraciones con destino al extranjero).

Por tanto esto es un hecho de sobra conocido y no una profecía apocalíptica ni alarmista. Ahí están los datos del INE, y son matemática básica: si cada vez nace menos gente, y la esperanza de vida cada vez es mayor, pues esto hace que tengamos una población más envejecida, con las consecuencias que eso conlleva para la economía, y por ende para el sector inmobiliario. Y ahí es exactamente donde me gustaría poner el foco, en la repercusión directisima que este fenómeno tiene sobre la demanda de vivienda.

Está perfectamente estudiado, que la demografía tiene unos efectos devastadores en nuestro sector, y de hecho fué la principal causa que provocó la burbuja inmobiliaria previa a la crisis del del ciclo anterior, tan atrás como en el año 2007 -es decir, hace 11 años- con independencia de que nos parezca que fué ayer.

El Centro de Estudios Avanzados de BBVA ya vaticinó en el año 2002 lo que se venía encima, con independencia de que al igual que ahora, la mayoría miraramos para otro lado. Y en base a ese estudio, ya indicaba que lo que rompería esa burbuja y provocaría la crisis en el sector inmobiliario y por extension en el resto de la economía -ya que este sector siempre ha funcionado como elemento amplificador de la misma- sería el efecto demográfico.

Baby boom

Tal y como se puede apreciar en el gráfico anterior, en España nacieron en los años 60 más de 14 millones de españoles, que fueron la denominada generación del Baby Boom. Generación que entre 25 y 30 años después se encontraba buscando adquirir su primera vivienda; lo cual provocó ya una primera burbuja inmobiliaria allá por los años 90.

Esa misma generación, una vez que ya tenía en la mayoría de los casos pagada su primera vivienda en el año 2000, ya se encontraba buscando una segunda vivienda ya sea en la playa, en el campo o en cualquier otra zona, pero diferente a la primera. Esto sumado a los europeos (principalmente ingleses y alemanes) de esa misma generacion que se encontraban entre los 60 y 70 años de edad, y que atraídos por el clima, nuestra gastronomía y los buenos precios de España, compraron unas 100.000 viviendas durante esos años.

Sin embargo, la situación en España a día de hoy es bastante diferente, y partiendo de que esos Baby Boomer ya compraron y que tienen entre 70 y 80 años; que desde 1980 tenemos la tasa de natalidad más baja de Europa y los jóvenes que se encuentran en edad de emancipación (entre los 30 y los 40 años) es tan reducido -y se espera que lo siga siendo para las próximas décadas- y no demandan apenas vivienda; porque mayoritariamente viven de alquiler y se van a conformar con heredar la vivienda de sus padres -ya que son hijos únicos la mayoría de ellos- la demanda real de vivienda a día de hoy en nuestro país, viene motivada principalmente por:

  • Separaciones y divorcios.
  • Traslados laborales.
  • Herencias.

Y si a este fenómeno, le unimos el gran stock de viviendas que ha quedado después de la crisis, hacen que siga habiendo más oferta que demanda de vivienda, con el consecuente efecto en el precio medio de la vivienda en nuestro país.

Por tanto, y ante este panorama tan alarmante, solo cabe hacernos la pregunta que afortunadamente tuve la oportunidad de formularle a Alejandro Macarrón durante su ponencia:

Servidor – ¿Se ha calculado el número de hijos que habría que tener de media en cada seno familiar, para equilibrar la situación demográfica actual en España?

A.M. -Si, y tengo que decir que no es tan complicado revertir esta situación. Con el simple hecho de que en vez de esa media de 1,1 hijo por familia -que es la tasa de natalidad media en España desde los años 80- ésta aumentara a 2 hijos por familia, este asunto estaría resuelto.

Pues dicho lo anterior, y sin ánimo de entrar en la organización familiar de cada matrimonio o pareja, ni de suscitar un debate sobre familia, religión u otros de índole controvertida -nada más lejos del objetivo de este artículo- solo nos queda buscar soluciones que nos permitan adaptarnos a esta nueva situación, como puedan ser las ayudas a la adquisición de vivienda para jóvenes o cualquier otra que facilite el desarrollo de este sector tan importante para nuestra economía.