Categorías
Economy Technology Trending

Lo que trae la 4ª Revolución Industrial

Según el Banco Mundial, la revolución tecnológica -en la que ya nos encontramos plenamente inmersos aunque no ha hecho más que empezar-; no solo está cambiando la forma en la que trabajamos y nos relacionamos con los demás, sino que viene llena de promesas y también de riesgos.

Klaus Schwab -fundador del Foro Económico Mundial de Davos- ya acuñó el término de «La cuarta revolución industrial» en su libro publicado en el año 2016, en el cual ya planteaba una serie de dilemas que cuestionaban desde la forma en la que se desarrollan los países, hasta incluso lo que significa ser humanos.

En este artículo vamos a analizar los 8 pilares en los que el Banco Mundial fundamenta su teoría de lo que nos traerá esta revolución tecnológica, a través de la fusión de los mundos físico, digital y biológico. También de los principales efectos que ellos supone para las organizaciones, el mercado de trabajo y la propia sociedad.

 

Diseño sin título

 

1. DISRRUPCIÓN EMPRESARIAL

La revolución tecnológica ha cambiado por completo la forma en la que se relacionan las empresas con su clientes, a través de la comunicación digital. Existen herramientas que permiten valorar lo servicios en base a su nivel de rendimiento o calidad, haciendo cada vez más fácil adaptarse a las necesidades reales de los clientes.

Es un modelo muy competitivo donde para conseguir ser la empresa elegida, no solo hace falta aportar valor, sino que hay que optimizar los costes de producción y distribución para además hacerlo de la forma más eficiente posible. La automatización de procesos, el consumo de energía o el análisis de datos para la toma de decisiones, son solo algunas de las herramientas que han propiciado dicho cambio.

En ese sentido, podríamos usar el ejemplo de Amazon como bandera de ese cambio de paradigma dentro del comercio global.

 

2. FUSIÓN DE TECNOLOGÍAS

Sin duda esta cuarta revolución industrial ha sido ocasionada por la fusión de tecnologías y la capacidad digital que otorgan las mismas. Vehículos autónomos, impresión 3D, robótica, cloud computing, etc; son ejemplos de como el «Internet de las cosas» ha cambiado la colaboración hombre-máquina. Se trata de una fusión entre los mundos digital y biológico que vienen a replantearnos los roles que desempeñaremos como humanos en un futuro inmediato.

Por no hablar del Blockchain, donde la criptografía a través de la tecnología de cadena de bloques, va a cambiar por completo desde el sistema económico, hasta los sistemas de información, entre otros muchos. Aunque en este punto no me extenderé demasido, ya que debido a su importancia, merece ser objeto de un próximo artículo.

 

Diseño sin título (1)

 

3. GOBERNANZA ÁGIL

Otras de las grandes asignaturas pendientes de los gobiernos -especialmente en determinadas zonas del mundo- son la transparencia y la confianza en la gestión de lo público. La tecnología y en especial las redes sociales, han democratizado el acceso a la información, hasta unos niveles que hasta ahora eran impensables.

Sigue habiendo áreas de mejora importantes en la gobernanza, como la agilidad en los trámites burocráticos, la tributación, seguridad, privacidad, etc; que sin duda van a tener que adaptarse a la evolución de este proceso social y tecnológico, que está transformando a la sociedad actual.

4. ÉTICA E IDENTIDAD

Estos avances mencionados en biotecnología e Inteligencia Artificial, están generando un dilema existencial, ya que lo que hasta ahora veíamos en las películas más futuristas, ha llegado, y además lo ha hecho para quedarse. La prolongación de la vida, los bebes de diseño, el papel de las máquinas, o la extracción de memoria – solo por citar algunas de las más controvertidas-; han abierto un debate ético y moral para el que muchos de nosotros no estamos preparados aún.

La virtualización de las relaciones -especialmente entre la gente joven- está haciendo que perdamos algunas de las capacidades más básicas como la de escucha e interacción; y eso está mermando algunas de las habilidades sociales con las que hemos sido «programados». Sin duda es éste uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos.

 

«[…]el 75% de las profesiones del futuro aún no existen o se están creando y la mayoría de ellas estarán dentro del ámbito de las tecnologías de la información».

 

Half Robot

5. PERTURBACIÓN A EMPLEOS Y HABILIDADES

La mayor preocupación en este punto viene de la creciente brecha entre las habilidades que los nuevos puestos de trabajo demandan, y la capacitación actual de nuestra fuerza de trabajo. Mientras en las anteriores revoluciones industriales hubo un tiempo de adaptación del mercado laboral para los desafíos que entonces se planteaban; hoy en día, la velocidad imprimida por el propio cambio tecnológico, hace que no seamos capaces de adaptarnos, al menos al ritmo que sería necesario.

En ese sentido, según el informe publicado por el Foro Económico Mundial en septiembre del año pasado titulado «The Future of Jobs«, el 75% de las profesiones del futuro aún no existen o se están creando y la mayoría de ellas estarán dentro del ámbito de las tecnologías de la información.

 

6. DESIGUALDAD

La desigualdad es sin duda otra de las mayores preocupaciones actuales, ya que las nuevas plataformas tecnológicas globales están haciendo que el dominio de los mercados se desplace hacia zonas donde existe mayor potencialidad. Esto provoca un desequilibrio y una mayor fragmentación social.

De todos es conocido el dato aportado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que dice que tras la crisis atravesada en al última década, el 1% de la población mundial posee actualmente algo más de la mitad de toda la riqueza mundial.

 

«El 1% de la población mundial posee actualmente algo más de la mitad del toda la riqueza mundial»

7. SEGURIDAD Y CONFLICTO

El perfecto ejemplo de las nuevas formas de conflicto bélico es el de la «Primavera Árabe», con la creación de una auténtica crisis bélica global a través de las redes sociales. Las técnicas de combate no tienen nada que ver con las usadas una década atrás, y se presume que en el futuro más inmediato el campo de batalla será la red, a través del hackeo de las comunicaciones, la energía o cualquier otro elemento vital que irrumpa en el desarrollo normal de una comunidad.

Las máquinas sustituirán a los soldados tal cual los conocemos hoy, y esto hará que cada vez sea más difícil localizar al enemigo real de un conflicto. De hecho, los últimos conflictos internacionales han venido motivados por el espionaje o el lanzamiento de campañas de desprestigio a través de la red.

 

8. INNOVACIÓN Y PRODUCTIVIDAD

Paradójicamente, y a pesar de todos los avances tecnológicos aplicados a la productividad empresarial; los datos a nivel global no reflejan que haya un incremento significativo de la misma. En el año 2016 en el mercado norteamericano el dato era de apenas un 2%.  Eso puede ser debido, a que las nuevas formas de eficiencia en procesos no sea tan evidentes como pueda ser el caso de la evolución de los precios, por ejemplo.
También por el hecho de que la aplicación de estos nuevos sistema de trabajo están muy focalizados en determinadas zonas más industrializadas, y aún existen entorno a dos mil millones de personas que siguen desconectadas de la economía mundial; precisamente por el bajo nivel de implantación tecnológica.

Diseño sin título (2)

 

CONCLUSIÓN

Así las cosas, podemos decir que aún nos encontramos en la fase inicial de la cuarta revolución industrial, y por tanto no tenemos conciencia del nivel de adaptación necesario que es requerido, con objeto de que el desarrollo de la misma traiga más efectos beneficiosos que perjudiciales para la sociedad en general.

Por otra parte, el gran dilema que supone para la humanidad el saber dónde empieza y dónde acaba el papel de las máquinas, quizás haga necesaria una mayor y más ágil regulación normativa en este campo. De hecho, en un sistema ecónomico de libre mercado -como en el que teóricamente nos encontramos-, ese es el papel que deben desempeñar los gobiernos. Parafraseando al famoso economista Adam Smith, sería algo así como hacer valer «La mano invisible del Estado».

 

Categorías
Society Technology Trending

Fake News: Viralidad Vs Veracidad

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.22.3″][et_pb_row _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»3.0.74″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»]

El filósofo y escritor indio Rabindranth Tagore decía que «La verdad no pertenece a quien gritas más fuerte». Y yo creo que esta afirmación tiene mucho que ver con lo que estamos experimentando actualmente. Donde gracias a los últimos avances en AI (Inteligencia Artificial), podemos estar viendo un mensaje salir de la boca del presunto autor sin ser cierto. No hay más que ver el vídeo de Obama que se ha hecho viral hace solo unas semanas, para darse cuenta hasta que punto somos vulnerables ante este hecho.

También es importante que nos replanteemos muy seriamente NUESTRO papel en esto de las Fakes News. Y cuando digo NUESTRO -así en mayúsculas-, me refiero a que todos tenemos mucho que ver con que este tipo de bulos proliferen. Y sino… ¿cuántas veces no has compartido un vídeo o noticia por Facebook o Whatsapp sin saber la veracidad de la información contenida en el mismo? Ya se la respuesta… era una pregunta retórica.

Si ya de por si, las personas tendemos a asociar viralidad con veracidad, si además nos ponemos al servicio de la causa -inconscientemente, claro-; estamos fomentando que proliferen este tipo de informaciones, con las consencuencias que tiene a nivel de intoxicación y «desinformación» para nuestra esfera de influencia y resto de conciudadanos.

 

 

Diseño sin título

 

 

En ese sentido, un ejercicio que es muy sano (yo lo practico desde hace tiempo y me está funcionando bastante bien), es el huir de las fuentes de información que un día si y otro también, van buscando crear noticias controvertidas o polémicas a costa de titulares, que la mayoría de las veces contradicen la propia noticia que hay debajo.

A veces es mucho más simple que todo eso: leer la noticia o información recibida y comprobar la congruencia de la misma con la realidad conocida, y en caso de no estar seguro de la misma, no compartirla. Vamos, que no hay que hacer un Master en la Universidad Rey Juan Carlos para llegar a esta conclusión (risas).

Otra forma bastante sencilla de filtrar información -gracias a «San Google» y otros buscadores-, es contrastar la noticia en cuestión con más fuentes, y al menos así tener más de un testigo del mismo hecho. Eso si, para ello dichas fuentes deberían ser de de reputación contrastada.

 

Si ya de por si, las personas tendemos a asociar viralidad con veracidad, si además nos ponemos al servicio de la causa […] estamos fomentando que proliferen este tipo de informaciones

 

De hecho este es un tema que preocupa y bastante a nuestras universidades, y por eso en más de una se está trabajando desde hace tiempo en el campo de la denominada «alfabetización mediática»; a través de cursos en las escuelas de periodismo y también otras, ya que éste no es un tema que atañe únicamente a los periodistas, sino como decíamos al principio, a la sociedad en general.

Tambíen a través de la tecnología blockchain, desde hace tiempo se están desarrollando herramientas que permiten validar la veracidad de la información publicada en los diferentes feeds o agregadores de noticias, impidiendo que puedan “contaminarnos” con noticias falsas. Para más información al respecto, puedes visitar este otro artículo que publicamos hace unas semanas, titulado Blockchain no va sólo de criptomonedas.

Por no hablar de su afección dentro del campo de la política… porque eso ya es «pa´nota». Sin ir más lejos, en estos días (abril de 2019) estamos atendiendo a cantidad de publicaciones que buscan el desprestigio de unos y otros candidatos -sin entrar en colores-, que a través de sus medios afines -que todos lo tienen-, lanzan campañas de desprestigio sin la más remota constatación de la veracidad de dichos bulos.

Siempre quedará la opción de que el protagonista de dichas historias pueda desmentirlas, pero claro, el daño ya estará hecho.

 

 

Fake news

 

 

Así las cosas -y desde mi humilde opinión-, considero que ya que no podemos matar al «monstruo», al menos no debemos alimentarlo más. Ya sea través de hechos tan simples como los descritos a lo largo del artículo, donde no por obvios que sean, debemos de obviarlos (parafraseando al profesor German Retana). De ahí que me atreva a decir, que esto de las Fakes News, es responsabilidad de todos.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Categorías
Business Economy Real Estate

El mejor momento para vender es ya

Se suele decir en el ámbito de los negocios, que tan importante es saber cuando entrar, como saber cuando salir. Y esto es aplicable a todo lo que tiene que ver con cualquier tipo de inversión -financiera o no-. Por supuesto, la inversión más común -y en la mayoría de los casos la de mayor cuantía- para una familia tipo española de clase media, es sin duda la compra o venta de su vivienda. Esto hace, que no se deban tomar las decisiones a la ligera, sino de forma meditada y por supuesto, con información contrastada.

Siempre digo a mis clientes, que las decisiones las tienen que tomar ellos, yo lo único que puedo hacer es darles la información y el asesoramiento que les ayude a tomarlas con las máximas garantías de éxito. Y ese es el motivo por el que me he decido a escribir este artículo, para que los datos que aqui se detallan sirvan de guía a cualquiera que esté pensando en salir al mercado de vivienda en estos días (4º trimestre de 2018).

evolucion_interanual_del_precio_de_la_vivienda_en_andalucia_,_segun_el_ine

PIB real

Tal y como se puede observar en las dos gráficas anteriores -la primera sobre la evolución del precio de la vivienda y la segunda sobre la del PIB-; el precio de la vivienda está totalmente relacionado con la marcha de la economía. Y esto se debe a muchos factores, pero yo destacaría uno principal que tiene que ver con el concepto del llamado «flujo circular de la renta». El cual viene a significar -simplificándolo mucho para una mejor compresión-, que cuando la economía empieza a repuntar, las empresas ganan más dinero, suben los sueldos de sus trabajadores, aumenta su estabilidad laboral, aumenta su capacidad de ahorro, los bancos abren el crédito a las familias, y esto hace que aumente proporcionalmente la demanda de vivienda. Y ni que decir tiene, que cuando aumenta la demanda de cualquier producto, tambíen lo hace su precio.

Dicho esto, es una evidencia el hecho de que nos encontramos en un periodo expansivo de la economía, en el cual el PIB va creciendo a un ritmo de en torno al 3% anual desde hace algo más de 3 años, y el precio de la vivienda también. ¡Ojo! esto es como digo de media, y a nivel nacional. Como ya se explicó en otro artículo hace solo unos meses –¿Sube el precio de la vivienda? Si, pero…-, no sube en todos las provincias por igual. Y bien, hasta aquí todo claro (espero).

Ahora, ¿qué puede pasar en el mercado inmobiliario -y por ende con el precio de la vivienda- si la economía se desacelera? Porque según los pronósticos que vienen de las diferentes «voces» con autoridad en la materia, es lo que se espera que pase en el plazo de un año, o año y medio. Y claro, tal cual me lo enseñaron a mi en la facultad, los ciclos económicos tienen siempre 4 fases claramente diferenciadas, que vienen a quedar representadas en lo que se conoce como campana de Gauss, y que son las de depresión, recuperación, cima y recesión; tal cual quedan representandas en el siguiente gráfico.

etapas-ciclo-economico

En ese sentido, y según los últimos informes publicados por los direntes organismos oficiales y entidades financieras de prestigio -llámense FMI, Banco de España, BBVA Research, Bankinter, etc-, que parece que gozán de autoridad moral en este campo y a cuyo testimonio se le da un grado de validez más que considerable; señalan que nos encontramos a casi la mitad de este ciclo, augurando la cima del mismo para finales del año 2019 o principios del 2020.

Además, y debido a la globalización, tampoco somos inmunes a lo que pasa en el exterior. De hecho, ya conocemos todos el origen de la anterior crisis que empezó en EEUU y que tuvo un efecto contagio inmediato en el resto de economías mundiales. Pues bién, los indicadores macroeconómicos indican esas mismas expectativas de crecimiento para el mercado norteamericano y el resto de economías europeas. No olvidemos que el mercado inmobiliario español se nutre en gran medida de demanda extranjera, que representa aproximadamente el 70% en los mercados de costa.

Monedas en escala

Así las cosas, parece que nos encontramos ante un panorama en el cual, el aumento del precio de la vivienda parece que se va acotando, y que en un horizonte de año o año y medio podría llegar a estancarse, tal cual se espera que lo haga el crecimiento económico. Y en base a esta información, y respondiendo a la pregunta recurrente de tantos clientes, de si se deben esperar para vender o es el momento ya; mi consejo es que no esperen más y salgan al mercado; sin prisas, pero buscando un precio que se encuentre dentro de lo que llamamos el EPV (Escenario Previsible de Venta); casando su objetivo, con la realidad del mercado.

Categorías
Economy Legal Real Estate

Gastos e impuestos asociados a la compra de vivienda

Si hace unas semanas publicábamos un artículo dedicado a los Gastos e impuestos asociados a la venta de una vivienda, ahora le toca el turno a los asociados a la compra. Que como ya decíamos en esa publicación, son siempre la principal duda que surge a ambas partes cuando llega el momento de hacer el cierre de la operación. Y que aunque esto es algo ya recogido en la ley, resulta conveniente detallar en el contrato de señal o arras para evitar disquisiciones al respecto en el momento más crítico de la negociación.

Pues bien, a continuación vamos a repasar cuáles son esos gastos e impuestos de forma detallada, y que principalmente son el IVA o ITP -dependiendo de si la vivienda es nueva o usada-, IAJD, notaría, registro y gestoría.

IVA / ITP

Si la vivienda que compramos es nueva, tendremos que pagar el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) junto con el precio de la vivienda al promotor o vendedor de la vivienda. Será él quien liquide el impuesto frente a la Hacienda Estatal.

Los tipos aplicables en la actualidad son:

Si por el contrario la vivienda que adquirimos es usada, es decir, de segunda mano; tendremos que pagar el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas), que ingresará el mismo comprador en la correspondiente Hacienda Autonómica que corresponda dependiendo de donde se encuentre la vivienda.

Aunque el tipo de gravamen será el que establezca cada Comunidad Autónoma, en términos generales se sitúa entre un 6% y un 10%. El importe a liquidar, se halla mediante el resultado de multiplicar el precio de la vivienda, por el tipo impositivo aplicable en cada caso.

Existen también tipos reducidos para menores de 35 años (3,5%), familias numerosas, etc. Por lo que conviene asesorarse bien, ya que esto deberá ser manifestado ante notario el día de la firma para gozar de dicha deducción y no tener luego problemas.

IAJD

El IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados), que se debe de pagar cada vez que se firma un documento notarial que sea inscribible en el Registro, como ocurre con las compraventas y las hipotecas. Nuevamente es un impuesto que gestionan las Comunidades Autónomas y se liquida a través del modelo 600, bajo el formato de autoliquidación.

Con respecto al tipo impositivo, variará dependiendo del valor escriturado y de la Comunidad Autonóma, aunque de forma general se sitúa entre un 0,5% y un 1,5% sobre el importe de la operación.

También hay tipos reducidos al igual que con el ITP para familias numerosas o con algún miembro descapacitado, entre otros supuestos. Por lo tanto, nuevamente es conveniente informarse bien antes de materializar la operación.

GASTOS DE REGISTRO

Por otra parte, también será necesaria la inscripción en el Registro de la Propiedad de la hipoteca, y cuyo coste dependerá del capital concedido, pudiendo llegar hasta los 1.000 € dependiendo del caso. Aunque habitualmente, es la propia gestoría del banco -como veremos en el último apartado-, la que se encarga de dicho trámite. Eso sí, suelen pedir una provisión de fondos que suele rondar entre los 1.200 € y los 2.000 € para dar cumplimiento de ello.

GASTOS DE NOTARÍA

Los gastos de notaría van a depender de lo acordado en el contrato de señal o arras. Lo habitual es que dichos gastos sean “Según Ley”, lo cual quiere decir que a la parte compradora le corresponden pagar Copias de Notaríay a la parte vendedora le corresponderá pagar la Matriz de NotaríaLo cual supone aproximadamente el 40% del gasto total de la notaría y dependerá del importe de la transmisión. A modo de orientación, en una operación de compraventa de unos 120.000 €, podría rondar los 300€ ó 400€. Éstos deberán ser desembolsados en el mismo día del acto de la firma.

GESTORÍA

Solo se paga gestoría cuando contratamos una hipoteca para comprar la vivienda, siendo dicha gestoría -normalmente designada por el propio banco-, la que se encarga de liquidar todos los impuestos y trámites necesarios, hasta la inscripción de la escritura en el Registro de la Propiedad correspondiente. De esta forma, se asegura la entidad financiera que la finca hipotecada gozará de todos los requisitos legales.

Para ello, normalmente nos pidirán una provisión de fondos en la cual, además de el importe necesario para dichos trámites, incorporarán sus honorarios profesionales. Por dar una orientación, para una vivienda tipo de menos de 200.000 €, dicha provisión suele rondar entre 1.200 € y 2.000€. Una vez hecha la inscripción, nos devolverán la cantidad sobrante y todos los justificantes y facturas emitidas en organismos, notaría y registro.

Pues bién, estos son los gastos e impuestos que debemos afrontar a la hora de comprar una vivienda, y que de media van a rondar el 10%. Por eso, siempre es recomendable añadir dicho porcentaje al presupuesto destinado a la compra, con objeto de no vernos faltos de liquidez una vez cerrado el acuerdo.

Además, como vemos son trámites perfectamente asumibles por cualquier persona con un mínimo de tiempo y conocimiento en la materia. No obstante, conscientes de que esto no siempre es así, hay muchas agencias inmobiliarias que le asesorarán o incluso le brindarán la oportunidad de hacerse cargo de dichas gestiones, lo cual es siempre la opción más recomendable. Sino, siempre podrá recurrir a una gestoría que le preste este servicio.

Para cualquier duda o aclaración con respecto a la información aportada en este artículo, como siempre, quedo a disposición de cualquiera que lo necesite.

Categorías
Economy Legal Real Estate

Gastos e impuestos asociados a la venta de una vivienda

Taxes cover

Si estás pensando en vender una casa -ya sea como particular o a través de una inmobiliaria-, debes saber que sobre el precio de la compraventa de la vivienda, tanto a la parte compradora como a la vendedora, le corresponden pagar determinados gastos e impuestos asociados a la misma. Siendo ésto en nuestra experiencia, la principal duda que surge a ambas partes cuando llega el momento de hacer el cierre de la operación. Además, esto es algo que con independencia de estar recogido en la ley, resulta conveniente detallar en el contrato de señal o arras para evitar disquisiciones al respecto.

En este artículo vamos a repasar cuáles son esos gastos e impuestos asociados a la venta de vivienda. Que principalmente van a ser la plusvalía municipal, los gastos de cancelación de la hipoteca -si la hubiera-, y la matriz de notaría. Por supuesto, esta operación de venta tendrá que ser declarada en el IRPF, por lo que si existiera una ganancia patrimonial (es decir, si hemos vendido por encima del precio que pagamos por ella en términos netos), tendremos que pagar también esa plusvalía a Hacienda.

Hacienda

Pues bien, veamos uno por uno esos gastos e impuestos de forma más detallada:

PLUSVALÍA MUNICIPAL

La Plusvalía Municipal, es un impuesto que grava a través de unos coeficientes, el incremento del valor del terreno en el momento de la transmisión de la vivienda. Ésta es calculada usando el valor catastral de la vivienda y el número de años en los que se ha estado en posesión de la vivienda. Dicho cálculo depende de cada Ayuntamiento y se rige por lo contemplado en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Hasta hace muy poco, si el valor catastral del suelo aumentaba, se gravaba sin importar que el propietario hubiera perdido dinero con la venta. Y esto ha sido de hecho, la aplicación e interpretación que se venía practicando con respecto a este tributo. Claro, durante el ciclo económico expansivo previo a las crisis económica, que afortunadamente parece que vamos dejando ya en el retrovisor; no había lugar a dudas, de que año tras año existían esas plusvalías “reales” en cada operación de compraventa que se materializaba, y por lo tanto, casi nadie se planteaba la idoneidad o no de este tributo. Es decir, se tomaban por referencia los valores catastrales dando por hecho que, de forma automática y por el simple paso del tiempo, el suelo se revalorizaba.

La realidad es que en los últimos años lo que ha pasado y sigue pasando, ha sido justo lo contrario. Por tanto, este hecho ha generado una controversia dentro del ámbito social y finalmente jurídico, y que fue puesta de manifiesto con la tan sonada Sentencia del Tribunal Constitucional de 11 de mayo de 2017; el cual declaraba en el fallo de la misma, lo que cito literalmente: “Estimar la cuestión de inconstitucionalidad núm. 4864-2016 y, en consecuencia, declarar que los arts. 107.1, 107.2 a) y 110.4, todos ellos del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, son inconstitucionales y nulos, pero únicamente en la medida que someten a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor”.

Así las cosas, el pago se puede evitar cuando el propitario ha obtenido claramente una minusvalía con la venta. Lo que los abogados especializados están recomendando, es pagar el impuesto y luego presentar un recurso solicitando su devolución, teniendo que liquidarlo antes de los 30 días hábiles desde que se firma la compraventa.

Para obtener una información más detallada al respecto, se puede consultar el siguiente artículo que publicamos anteriormente en el cual se explica esto en más detalle.

GASTOS DE CANCELACIÓN DE LA HIPOTECA

En muchos casos, cuando vendemos una vivienda, todavía queda algún saldo pendiente de amortizar de la hipoteca que se encuentra gravando el inmueble. Por tanto, en este punto pueden darse 2 opciones:

-Que el comprador acepte subrogarse en la hipoteca -en cuyo caso no habrá que pagar ningún gasto de cancelación-, aunque habrá que revisar lo contemplado en la escritura del préstamo al respecto.

-Que se deba transmitir libre de cargas -o porque no necesite el préstamo o simplemente le convenga otra opción de financiaicón, en cuyo caso habrá que cancelarla previamente a la firma de la compraventa.

Pues bien, en este último caso, el préstamo hipotecario normalmente llevará una comisión de cancelación anticipada que suele rondar entre el 0,5% y el 1% sobre el capital pendiente de amortizar. No obstante, y a falta de aprobación de la nueva ley hipotecaría, la ley limita esta comisión a un máximo del 0,5% durante los cinco primeros años, y a un 0,25% a partir del quinto año.

GASTOS DE REGISTRO

Por otra parte, también será necesaria la inscripción en el Registro de la Propiedad de la cancelación de la hipoteca, y cuyo coste dependerá del capital que fué concedido en su día, pudiendo llegar hasta los 1.000 € dependiendo del caso. Aunque habitualmente, es la propia gestoría del banco de la parte compradora, la que se encarga de dicho trámite. Eso sí, suelen pedir una provisión de fondos que suele rondar entre los 800 € y los 1.200 € para dar cumplimiento de ello.

GASTOS DE NOTARÍA

Los gastos de notaría van a depender de lo acordado en el contrato de señal o arras. Lo habitual es que dichos gastos sean «Según Ley», lo cual quiere decir que a la parte compradora le corresponden pagar Copias de Notaría; y a la parte vendedora le corresponderá pagar la Matriz de Notaría. Dicha matriz supone aproximadamente el 60% del gasto total de la notaría y dependerá del importe de la transmisión. A modo de orientación, en una operación de compraventa de unos 120.000 €, podría rondar los 600€ ó 700€. Éstos deberán ser desembolsados en el mismo día del acto de la firma.

IRPF

La venta de una vivienda, está sujeta a tributación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, teniendo que declarar la ganancia patrimonial obtenida con la venta. El cálculo utilizado para ello es bastante simple, siendo la diferencia entre el valor al que se vende la vivienda y el valor por el que se compró, aplicando además un coeficiente que varía dependiendo del año en que se adquirió el inmueble. Este dato deberá incluirse en la base imponible del ahorro.

En caso de que la vivienda sea vendida por menos importe del que pagamos en su día por ella, existirá lo que se denomina una pérdida patrimonial y por tanto no tributará. No obstante, venimos obligados a declararlo, habiendo incluso la posibilidad de compensar dicha pérdida con las ganancias obtenidas en ejercicios anteriores.

Existen además exenciones al impuesto siempre y cuando se den algunos de los 2 siguientes supuestos:

-Que con independencia de la edad, dicho importe se reinvierta en la compra de una nueva vivienda habitual, obligándose a hacer dicha reinversión dentro de los 2 años siguientes a la fecha de la compraventa.

-Que siendo mayores de 65 años sea su vivienda habitual, o para los que sea una segunda vivienda, constituyan una renta vitalicia con dicha ganancia, dentro del plazo de 6 meses desde la transmisión.

Como conclusión, y en vista de la información aportada sobre los gastos e impuestos que debemos afrontar a la hora de vender una vivienda, vemos que son trámites perfectamente asumibles por cualquier persona con un mínimo de tiempo y conocimiento en la materia. No obstante, conscientes de que esto no siempre es así, hay muchas agencias inmobiliarias que le asesorarán o incluso le brindarán la oportunidad de hacerse cargo de dichas gestiones, lo cual es siempre la opción más recomendable. Sino, siempre podrá recurrir a una gestoría que le preste este servicio.

Para cualquier duda o aclaración con respecto a la información aportada en este artículo, quedo a disposición de cualquiera que lo necesite.

Categorías
Economy Technology Trending

Big Data, un arma de venta muy potente

Big data headline

En primer lugar, es interesante definir este «palabro» de Big Data, que no es más que un término anglosajón que viene a referirse al uso de grandes volúmenes de datos, que de forma estructurada ayudan a las empresas en la toma de decisiones. Por tanto, en la denominada era de la información -en la que nos encontramos actualmente-, parece que el saber manejar esos datos a la hora de plantear estrategias empresariales, ya no es una opción, sino de obligado cumplimiento para cualquier organización que quiera obtener resultados de la forma más eficiente posible.

Hasta tal punto es así, que cuando a algún profeta apocalíptico -especie que por desgracia, cada día abunda más-, se le ocurre hablar de una hipotética 3ª Guerra Mundial, dice que será una Ciberguerra, en la cual no se luche con bombas ni banderas, sino a través de la red, mediante el manejo de información. Y aquí lo dejo, ya que no pretendo convertirme en un especimen de éstos, sino simplemente dotar de una dimensión a este tema, que desde una óptica realista nos ayude a contextualizar el potencial que esta herramienta puede tener.

Dicho esto, y centrándonos en el sector inmobiliario, cada vez cobra más importancia el manejo de información estructurada, que se genera a través de las transacciones que se producen a diario, y que en los diferentes CRM (programas informáticos que utilizamos las agencias para gestionar la relación con nuestros clientes), se van generando. Segmentando esta información, tendremos datos estadísticos que nos van a ayudar a tomar decisiones estratégicas, a la hora de comercializar una vivienda.

Casas conectadas

Pues bien, dentro de este campo existe un proceso llamado Data Mining -o minería de datos- que como su propio nombre indica, consiste en la extracción de toda esa información generada en nuestras bases de datos, con el objetivo de realizar predicciones basadas en los patrones detectados en las mismas, anticipando lo que previsiblemente va a ocurrir en el futuro. Esto sin duda, nos da una gran ventaja competitiva.

Una de las empresas que mejor ha sabido leer la importancia de esta estrategia empresarial en España, ha sido Noteges Consulting -consultora que hay detrás de Club Notegés, al cual tengo el honor de pertenecer-; cuando desde hace ya casi una década, empezó a alimentar su base de datos con las estadísticas de venta de las más de 30.000 viviendas vendidas a través de sus diferentes asociados en los últimos años. Esto le confiere una posición privilegiada en el sector, y por tanto, una gran validez a sus argumentos.

A través de este Data Mining –que no deja de ser un sistema cuasi-científico, basado en datos estadísticos que han sido obtenidos de transacciones reales-, podemos mostrar a los propietarios de viviendas, cuál será el escenario previsible de venta de su casa, y ayudarles a tomar la mejor decisión a la hora de fijar el precio de salida de su inmueble. Esto les garantiza salir al mercado con las mayores garantías de éxito, lo cual supone tal como alumbramos en el título, un arma de venta muy potente.

En definitiva, el uso del Big Data, tal y como ocurre con el resto de tecnologías que hoy día se ponen a nuestro alcance, trata de facilitar el trabajo del profesional y por otra parte, de mejorar el servicio que podemos dar a nuestros clientes, ofreciendoles información relevante que les ayude a tomar las mejores decisiones. Ya que, a nadie se le escapa que la venta de una vivienda, no es «un huevo que se echa freir», y por tanto, es imprescindible hacerlo siempre minimizando al máximo los riesgos que ello conlleva.