Consejos a la hora de buscar una casa

Consejos a la hora de buscar una casa

Buscar una casa de por sí, quizás no sea una tarea dificil, pero cuando lo que buscamos no es una inversión inmobiliaria, sino un hogar para nosotros y los que más nos importan… la cosa ya empieza a no ser tan sencilla. Ya que ello lleva implícito el hecho de que se adecúe a nuestro modus vivendi, estilo de vida y por supuesto, a nuestras posibilidades económicas.

En esta lista quizás no estén todos los factores a considerar -ya que eso nos llevaría para escribir un libro- pero si que están los que bajo mi opinión, podemos tachar de imprescindibles.

 

IMPORTE MÁXIMO DISPONIBLE

Lo primero que debemos decidir es un prespuesto orientativo. Eso sí, teniendo en cuenta que esa cantidad no debería superar el 40% de nuestros ingresos netos mensuales. En base a esa “mensualidad ideal” de hipoteca, ya podemos saber qué hipoteca tenemos que solicitar, partiendo de los ahorros de los que dispongamos.

Por supuesto, también tenemos que saber que los impuestos y gastos asociados a la compra oscilarán entre un 10% y un 12% del precio, y que se tienen que desembolsar al principio. Por tanto, al precio de venta en el que esté ofertado el piso, debemos sumarle al menos ese 10% de gastos; y la hipoteca a solicitar debe ser, la suma de de esas dos cantidades, menos nuestros ahorros.

 

DECIDIR UNA ZONA

A la hora de decidirnos por una zona para comprar nuestra casa, influyen factores objetivos (precios, transportes, comercios, zonas verdes, centros educativos y sanitarios, ocio… ); pero también emocionales (cercanía de nuestros familiaries y amigos, donde nos hemos criado…). Encontrar un equilibrio entre ambos factores nos debe ayudar a tomar la mejor decisión.

 

CÓMO Y DÓNDE BUSCAR

Hay muchas fuentes a las que podemos recurrir tanto de manera presencial (agencias inmobiliarias, servicios municipales y autonómicos, haciendo una prospección de la zona, …); como a través de otros medios o publicaciones (webs y portales inmobiliarios, revistas, anuncios en prensa, etc).

El acudir a una Agencia Inmobiliaria especializada en la zona en la que buscamos, además de ahorrarnos tiempo, siempre nos da el valor añadido de asesorarnos sobre la situación de los precios, ventajas e inconvenientes de ese barrio y por supuesto, una mayor variedad de oferta de viviendas en esa zona en concreto.

Además, y a pesar de la falsa creencia existente de que la interveción de una Agencia va a encarecer la compra, el simple hecho de saber negociar el precio en base a valores reales de venta en la zona, en la mayoría de los casos hará que consigamos un valor de compra más óptimo, de lo que seríamos capaces por nosotros mismos.

 

SUPERFICIE DE LA VIVIENDA

Sin duda la superficie es una de las características más importantes de la vivienda, y debemos distinguir entre superficie construída, que son los metros totales construídos incluyendo todos los elementos como vigas, muros, tabiques y terrazas; y superficie útil, que es la superficie total después de descontar el grosor de esos muros, vigas, tabiques, etc. La diferencia entre ambos conceptos suele rondar el 15%, y en el caso de las terrazas abiertas, se suele descontar la mitad de la superficie en el cálculo.

Por último está la superficie total o computable, que se calcula añadiendo a la superficie construída la parte proporcional de elementos comunes como pasillos, portal, escaleras, jardines, etc. De hecho, esa relación entre superficie construía y superficie total, es la que se emplea para definir las cuotas de participación de la vivienda en los gastos de comunidad del piso. También es la que se usa para la tasación de la vivienda.

 

OTRAS CARACTERÍSTICAS Y ASPECTOS A CONSIDERAR

El espacio y la distribución general de la casa también son importantes (número de habitaciones y baños, ventanas exteriores, pasillos, recibidores, estancias, armarios empotrados, trasteros, …).

La orientación de la vivienda es otro de los aspectos a estudiar, ya que las viviendas exteriores reciben normalmente más luz natural, y las interiores son normalmente más tranquilas y silenciosas. La orientación sur es la más demandada, ya que nos garantiza más horas de luz natural y de más calidad.

Las calidades y acabados de la construcción son también garantía de seguridad, solidez y durabilidad. Entre los elementos a observar durante las visitas, podemos destacar la pintura, baldosas y suelos, molduras, carpinterías y estado de reforma y conservación de la vivienda y del edificio en general.

Las instalaciones tanto de agua, como de electridad y gas, calefacción y/o aire acondicionado, son otros de los elementos que hay que estudiar muy bien y comprobar si cumplen con la normativa oficial vigente; además de si son individuales o colectivas o si se encuentran dados de alta los suministros. Las instalaciones son una de las reformas más costosas a posteriori, y hay que cerciorarse bien de su estado antes de la compra.

 

EL GARAJE

La plaza de garaje es otro elemento importante que debe condicionar la elección de la vivienda, y del cual debemos tener en cuenta varias cosas:

  • Facilidad de acceso.
  • Dimensiones de la plaza y facilidad de uso.
  • Acceso directo de la plaza a la vivienda.
  • Situación jurídica del mismo. Es decir, si es un anexo inseparable de la vivienda y por tanto es una sola finca registral, o si por el contrario es una finca distinta, y en ese caso se deba comprar por separado, con independencia de que se utilice el mismo documento notarial para evitar doble gasto por ese concepto.

 

VIVIENDA VPO O LIBRE

Las viviendas de VPO gozan de una serie de ayudas para la construcción y financiación del proyecto, pero como contraprestación tienen limitaciones tanto de precio como de tamaño, así como en las condiciones de una posterior transmisión (derechos de tanteo, haber pasado un mínimo de 10 años desde la adquisición, …). Además, el incumplimiento de estos límites impuestos por la administración competente, acarrean sanciones y la devolución de las ayudas recibidas.

Las viviendas libres no tienen ningún tipo de limitación en el precio y por tanto están sujetas a la oferta y demanda del mercado, pero en contraposición, por lo general no reciben ningun tipo de ayudas. 

 

DOCUMENTACIÓN A REVISAR ANTES DE FORMALIZAR LA COMPRAVENTA

Si la vivienda a adquirir es de 2ª mano, antes de comprarla debemos revisar la siguiente documentación:

  • Escrituras o título de propiedad del transmitiente.
  • Último recibo anual del IBI.
  • Certificado de la Comunidad de Propietarios de estar al corriente.
  • Nota simple del Registro de la Propiedad para ver estado o posibles cargas.
  • Últimos recibos de los servicios al corriente de pago (agua, luz, gas, …).
  • ITE (Inspección Técnica de Edificios), obligatoria en viviendas con más de 20 años.

Si la vivienda que compramos es de nueva promoción, la informacion y documentación a revisar varia, ya que no estará aún constituída la Comunidad de Propietarios o incluso el promotor podría no haber realizado aún la División Horizontal:

  • Identificación del promotor y datos de su inscripción en el Registro Mercantil.
  • Planos de situación del inmueble y de la vivienda.
  • Descripción de la vivienda (caracteristicas detalladas a lo largo de este artículo).
  • Memoria de calidades.
  • Datos de inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad.
  • Contrato con detalle de todas las condiciones generales (precio, forma de pago, plazo de entrega, …).

 

Pues bién, si decidimos iniciar este proceso a través de un Agente Inmobiliario, él se encargará de comprobar todo, informarnos acerca de la situación real de la vivienda, y de los trámites y documentación a aportar. También se encargará de comprobar si existe algún cambio normativo o alguna ayuda de la que nos podamos beneficiar.

En caso contrario, mi consejo es repasar muy bien este listado, ya que cualquier detalle puede hacer que la operación no pueda llevarse a buen término o tengamos problemas como consecuencia de algún defecto en la misma.

Un comentario sobre “Consejos a la hora de buscar una casa

Deja un comentario